Comparte

Existen muchos casos en los cuales los nombres y apellidos consignados en las partidas o actas de nacimiento están mal escritos, faltan datos, o estos no coinciden con los datos reales, lo que impide, por ejemplo, recibir una herencia, matricularse en un colegio o universidad, contraer matrimonio, recibir una pensión,

Nuestra Constitución Política de 1993 en su artículo 2 inciso 1 prescribe como uno de los derechos fundamentales de la persona, el derecho a la identidad, que comprende una serie de derechos, entre ellos el derecho al nombre. La doctrina internacional señala que el nombre es una expresión idiomática que identifica

WhatsApp chat