LA TENENCIA COMPARTIDA DE LOS HIJOS

Mediante Ley N° 29269, el Congreso de la Republica del Perú ha incorporado a nuestro ordenamiento legal la TENENCIA COMPARTIDA DE LOS HIJOS, también llamada co-parentalidad, la cual permite que los hijos puedan vivir indistintamente con cada uno de sus padres, encargándose ambos de su educación y desarrollo.

Esto significa que sí los padres se encuentran separados de hecho ó divorciados, los hijos puedan vivir algunos días de la semana con su padre y otros con su madre ó algunos meses con su padre y otros con su madre.

Así ambos padres tendrán las mismas posibilidades para educar, asistir económicamente  y cuidar a sus hijos: ocuparse de su alimentación, vestimenta, salud, llevarlos al colegio, ayudarlos en las tareas escolares, llevarlos a pasear, llevarlos visitar y compartir con los abuelos y pariente cercanos, y todo aquello que acarrea la atención y cuidado directo de los hijos durante los días que estén bajo su custodia.

Esta tenencia compartida beneficia mucho a los hijos porque les permite robustecer las relaciones personales con sus padres y madres y en general las relaciones familiares con el resto de su familia, a diferencia de la tenencia de hijos exclusiva de uno de los padres,  que solo permite al padre o madre la visita a los hijos por algunas horas a la semana, situación que no ayuda a las relaciones paterno-filiales.

El problema que podría presentarse principalmente para la determinación de la tenencia compartida por el Juez, radica en la disposición y voluntad que tengan los padres para ponerse de acuerdo sobre los días que los niños pasaran con uno y otro padre, así como el tipo de educación y cuidado a impartir al menor.

Por su parte, el Juez de familia, para decidir otorgar la Tenencia Compartida de los hijos, deberá tener en consideración principalmente el parecer del menor y el Interés Superior del Niño, evaluando la conducta de los padres, la posibilidad que tengan de ponerse de acuerdo, así como escuchar qué es lo que quiere el menor.